fbpx

La Ruta Provincial E-57 o popularmente conocida como Camino del Cuadrado, se encuentra ubicada en las Sierras Chicas y une las ciudades de La Falda con Río Ceballos. A medida que vamos atravesando el Cerro del Cuadrado (que le da nombre a la ruta) podemos encontrarnos con hermosas vistas y miradores y, cada vez más, opciones gastronómicas. Comenzaron siendo paradores para los viajeros (sobre todo ciclistas y motoqueros) y hoy son destino para un plan de desayuno o almuerzo distinto.

¡Vamos por los recomendados!

El Parador El Cuadrado

Nació hace 10 años y fue la primera propuesta de la zona. Dos amigos, Franco y Matías, decidieron aprovechar el asfalto de la ruta y la nueva circulación para construir un parador que, poco a poco, fue sumando comensales y gente al equipo (hoy entran hasta 200 personas). Abren al público todos los fines de semana y feriados (los sábados de 10 a 23:30 hs y domingo de 10 a 18:30 y en temporada comenzarán a atender los viernes a la noche (de 20 a 23:30hs). El resto de los días de la semana se dedican a producir todo lo que van a servir: amasan las pastas caseras y hacen el propio pan. “Tenemos una carta que incluye un poco de todo: ensaladas, pastas, platos con carne, sándwiches, lomos, picadas y una sugerencia del día, que suele ser un plato un poco más elaborado. Todo lo que hacemos queremos que nos represente, por eso lo hacemos en el lugar. La idea es no tener opciones que no estemos convencidos que salgan bien así que la carta no es demasiado extensa pero le tenemos fe a cada uno de los productos”.

El patio de Franco

Ariadna y Franco son los dueños de este parador, con un proyecto familiar que arrancó hace más de ocho años y que vio la luz hace un año. Entre su carta ofrecen pastas caseras: sorrentinos rellenos de calabaza y mozzarella, de espinaca y champiñón, de osobuco al malbec y de bondiola de cerdo a la cerveza negra. También ofrecen una pasta que se llama Cavatelli, que no es tan común encontrarla en Córdoba (es similar a los ñoquis pero la masa lleva queso). Las pastas, las empanadas y las tablas son un clásico del lugar pero también tienen distintas sugerencias del finde que cambian semana a semana. También tienen opciones vegetarianas (como el seitambre que es seitán hecho a la pizza) y una gran variedad de postres. Abren todos los viernes, sábados, domingos y feriados de 10 a 22 hs.

Parador Abuelo Fuego

El parador Abuelo Fuego abrió al público en enero de 2020 (apenas un tiempito antes de que se largue la pandemia). Estuvieron 3 años construyéndolo, levantando los techos y paredes de adobe, entre los socios y gente que los ayudaba. El terreno está ubicado más arriba de la ruta y la vista a las sierras es uno de los diferenciales del lugar.
La propuesta gastronómica es variada, entre carnes, opciones vegetarianas, pastas, cazuelas, tablas. Todas las semanas cambian la “sugerencia”, el costillar a las llamas o la cazuela de cordero son las que tienen más éxito entre el público que los elige. Nuestros favoritos de la carta son las bondiolas glaseadas y la milanesa de entraña rellena. Los platos son super caseros, ellos elaboran cada uno de los platos de la carta (incluidas las tortas y los panes) con productos de la zona. Si tenemos que elegir un postre sin dudas vamos por el “Abuelo Fuego”, una canasta con masa filo con frutas asadas al cognac, una salsa de sus propias lavandas, acompañado de helado y una reducción de frambuesa. Además de los jugos y tragos ofrecen el vino de la casa, de elaboración propia. Están abiertos todo el año, de jueves a domingo. Sus horarios de atención son: jueves (desde las 10hs hasta pasado el mediodía), viernes y sábados (desde las 9 y media de la mañana, hasta las 12 y media de la noche), y domingos (desde las 9 y media de la mañana hasta las 7 de la tarde).

El Triángulo Parador

El Triángulo es un proyecto que arrancó en el 2021 y se especializa en carnes al fuego (tiene un fogonero en el medio del patio), pero también ofrece pizzas, sándwiches veggies y, por la tarde, meriendas completas. En el 2022 ganaron el premio al mejor lomito y la mejor milanesa (otorgado por Circuito Gastronómico). Los fines de semana tienen opciones de “sugerencias del finde“ como la Trucha en croute (con caponatta a la chapa, cebollas al rescoldo, sobre paté de remolacha), Bife de chorizo en graten de provolone (acompañado de papas al hierro con crema de hongos y ensalada de nuestra huerta), Bondiola a la chapa (con lechuga, tomate, salsa criolla, chucrut picante, y salsa de jalapeños, entre panes, acompañado de papas) y Costillar (acompañado de papas cascadas y mayo criolla brava, mas alubias a la provenzal),
Nuestro plato favorito es Milanesa Wellington: lomo grillado con farse de hongos , jamón crudo apanado en copos de maíz. Viene acompañado de ensalada mediterránea y romesco.
En temporada primavera-verano abren de martes a domingos de 10am a 02am.

Podés escuchar la columna que hicimos sobre este tema con Notify acá:

Compartí este artículo  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *