fbpx

Una salida del mundo laboral “formal” e hiperexigente, un quedarse un poco más en casa para disfrutar de la crianza de Santos, el menor. Un proyecto en el que algunxs no creían pero del que ellos estaban convencidos. Alguien que empezó a descubrirlos, su boca a boca y el efecto contagioso, filas interminables de golosos en la puerta de “su” departamento. Más y más dulce de leche casero. Tapitas, packaging, hijxs, gestiones y una comunidad que no dejó de crecer nunca.
El local que descubrieron en Güemes y les dio aire e impronta al proyecto.

Agus Alegre y Ezequiel Beltramino son los “culpables” de esta historia.

Su día arranca a las 6 de la mañana, a esa hora se prenden los hornos. Para las 8 ya hay mensajes consultando y van tomando uno a uno los pedidos. Eze se encarga de la cocina y Agus de la logística. Mientras él prepara el dulce de leche y arma los alfajores, ella arma cada caja con los pedidos y se ocupa de la entrega, además de planificar el contenido de las redes sociales.

Hoy en su local (ubicado en calle Belgrano 884) son 16 personas, seis adelante en mostrador y 10 atrás, en la cocina (Agus y Eze incluidos). Trabajan y trabajan mucho, recuerdan esos tres años en el departamento donde todo lo hacían ellos sólos. Ahora es mucho más organizado y aprendieron a delegar las tareas. Junto a Toto y Apu, su segundo hijo, la familia es parte de este gran equipo y el motor de su proyecto.

“El local está atendido por sus propios dueños, Eze es quién hace, y yo vendo. La gente no puede creer que estemos nosotros atendiendo, pasamos mucho tiempo trabajando, estamos enamorados de la marca, y prestamos mucha atención a los detalles”.

Son las 7 de la tarde y hay cola en el local de Güemes. Su comunidad fiel que los sigue en redes sociales también se traslada, se mueve con ellos. También algunos curiosos que andan de paseo y paran en el local. Es que Culpa de los dos es de esos lugares a los que siempre se vuelve.

¿Qué es lo que motoriza esta comunidad golosa de más de 100 mil personas? ¿Por qué la gente muere por un “culpa de los dos”?

Se hicieron conocidos por no dejarte con las ganas, por ponerle más dulce de leche y más chocolate al clásico alfajor. “El alfajor se divide en dos partes : la tapita de arriba y la tapita de abajo . Entre ambas partes está el ALMA del alfajor ósea el Dulce De Leche . Bueno nosotros somos el que más ALMA tiene”. Y no es un slogan, es el motor y motivo de su éxito.

Basta, ¡chicos!

Los alfajores Culpa de los dos se caracterizan por su producción en el día. Vienen presentados en box de 6 a 12 unidades y la elección de sabores es libre (también está la opción de llevar una sola una unidad).
Entre sus variedades se encuentran los alfajores con corazón kínder, bon o bon, ferrero, merengue, oreo, bananita y pepitos. Además tienen maicenas simples o bañadas, y alfa cookie. “Me gusta el dulce de leche. Cuando compraba un alfajor, no tenía, era solo una lámina y pura masa, por eso quisimos reivindicarnos”.

En el local también tienen trufas crujientes de masa de alfajor (con mezcla de dulce de leche clásico, de cookie o maicena, pasadas por oreo o avellanas, granas, merengue, de chocolate blanco o negro), conitos bañados en chocolate blanco o negro, cucuruchos rellenos y sus “minu culpa”, la versión pequeña de todos sus alfajores. La incorporación más reciente es la pavlova individual.

Una corta pero intensa historia que puede resumirse en un deseo. Sin intermediarios ni grandes cadenas de producción, una familia con ganas de reversionar los clásicos dulces, en agregarle los ingredientes necesarios hasta convertirlos en los rockstar cordobeses.

¡No te quedes con las ganas!

Para asegurarte y no quedarte con las ganas te recomiendo encargarla con anterioridad (tené en cuenta de que la elaboración es en el mismo día). Podés hacerlo ACÁ

Si sos de los que improvisan podés acercarte a su local de Güemes (Belgrano 884) de martes a domingo de 9 a 21 hs (de corrido).

Podés escuchar la columna que hicimos sobre este tema con Notify acá:

 

Compartí este artículo  

3 comentarios

  1. Tienen una pinta espectacular, pero para comentar sabor debo comprarlos soy de misiones, realizan envios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *