fbpx

La historia de Freddy es la de un héroe anónimo de la ciudad Córdoba, por allí voy a arrancar.
Anónimo, porque no hemos oído su voz como a la de Mario Pereyra, ni tampoco hemos visto su cara como la de la Mona Jiménez. Pero estoy seguro que la mayoría de los cordobeses que vayan a leer esta nota han pasado por el parque más emblemático de la ciudad y han probado alguno de sus choripanes.

 

Colaboración: Esteban Albarenque

 

Alfredo Sala, “Freddy”, como pide llamarlo, trabaja desde chico junto a su familia en el rubro gastronómico. Con su viejo, 65 años atrás, fueron los primeros en comercializar el sándwich de chorizo en Córdoba, los pioneros de este manjar. Siempre se dedicaron a la venta ambulante de choripanes y churros y ya hace veinte años que Freddy está instalado en el Parque Sarmiento con su famoso puesto El Dante que nunca duerme, está abierto las 24 hs. los 365 días del año. Hoy trabajan alrededor de trece personas entre los turnos mañana, tarde y madrugada.

A su choripán no le hace falta presentación, pero más o menos ahí va. Entre los dos panes, va el chorizo cortado mariposa que pesa 150 gr. (70% vaca y 30% cerdo, encargado especialmente a un frigorífico que respeta la receta y tamaño), uno puede elegir entre quince toppings (están los que los meten todos juntos y después usan la remera de servilleta) y tres tipos de chimichurri (suave, intermedio y picante). Los preferidos de la gente son champiñón, chimichurri picante, berenjena en escabeche, choclo y ají pero Freddy, conocedor del tema, sabe que no le pueden faltar tomate, lechuga y chimichurri. Tomen nota.

Freddy ha posicionado al Chori Cordobés. Junto a la Municipalidad de Córdoba es el creador del Festival del Choripán que arrancó en el año 2014, y cada año se presentan más de quince puestos atrayendo a miles de personas durante un fin de semana. Su record de ventas fue allí siete años atrás: vendieron 2800 choripanes entre las 18 hs. y las 9 hs. del día siguiente. Un promedio de 3 choripanes por minuto durante 15 horas.
Con “El Dante” se presenta además en fiestas patronales, en la rural de Palermo, eventos gastronómicos, privados y deportivos. Además, por su puesto han pasado todos los políticos del ámbito provincial y municipal, miles de figuras públicas como Cacho Buenaventura, Mateyko, Ulises Bueno, Coki Ramirez y también algunos famosos de talla mundial, como Carlitos Tevez o Facundo Pastore.

Pero no todas fueron buenas para Freddy, el último año se tuvo que arremangar fuerte. Para aguantar la situación de confinamiento y pandemia volvió a las raíces: retomó el rubro de los churros para afrontar los gastos aprovechando todos los medios que en ese momento y actualmente se utilizan (delivery propio y externo). Algunos pedían que le acerquen un choripán un martes a las diez de la mañana.

Ahora ya conocen la cara a Freddy y un poco más de su historia. Anécdotas tiene miles, como la de aquella vez que, frente a su anonimato, un atrevido a la salida del baile se animó a venderle el peor choripán que comió en su vida: Era “pura grasa”.

En pareja, con amigos, familiares y solos. Entrada la nochecita, después del boliche, de after o sin escalas desde la cancha, el chori El Dante siempre es un buen destino para saciar estómagos hambrientos.

Podés escuchar la columna que hicimos sobre este tema con Notify acá:

 

Compartí este artículo  

Un comentario

  1. No es Así..Conozco de choripaneros…(aclaro..No vendo chori) hay muchos Carros que venden Excelente chori..(mucho mejor)Ej..Santillan…Antonella..Ecológico( Baj.Alvear.)..y así varios…mejores…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *