fbpx

Por: Violeta Brodsky

En la esquina de Antonio del Viso y Tucumán de barrio Alta Córdoba se encuentra ubicado Il Forno Di Marco, una pizzería de corte italiano al que llegué hace unos años por casualidad con amigxs de la zona y se transformó un clásico de mis domingos cordobeses.

 

En Il Forno Di Marco están concentrados en hacer una pizza de categoría, en ofrecer una comida de calidad. Su carta es amplia y ofrece alrededor de treinta pizzas con muchísima personalidad cada una. Podés pedir dos variedades por pizza (la clásica media y media) y así decidirte por alguna más tradicional y alguna otra más excéntrica.

Cuando la pizza llega a la mesa entra por los ojos: el queso muzzarella gratinado desparejo, el traslucir de una salsa liviana, ingredientes cocinados en su punto, materia prima de calidad fresca y los bordes en su grosor perfecto (sería un pecado dejar esos bordes!)
Luego, con el primer bocado, vas a confirmar que estás comiendo una de las mejores pizzas de Córdoba (sino la mejor): el espesor de su queso, el sabor de cada ingrediente y la textura de una masa bien crujiente. Me atrevo a decir que las pizzas de Il Forno no te van a decepcionar.
Las variedades están muy equilibradas en sabores, Marco nos recomienda “todas” las pizzas y nos cuenta que las más elegidas por los clientes (y las que suelo pedir con frecuencia) son la 4 Stagioni (salsa de tomate, mozzarella, cocido, hongos, alcaucil y aceitunas), y la Exagerada (salsa de tomate, muzzarella, roquefort, pimiento, cebolla, panceta). Asegura también que adora la pizza bianca (sin salsa), con muzzarella y alcaparras.

Marco Tebaldi, el maestro pizzero creador de Il Forno, llegó a Córdoba en el año 2011 desde su Padova natal con un puñado de recetas bajo un brazo. Siempre trabajando con pizzas, arrancó en el local de su suegra en el centro de la ciudad, en tiempos donde la pizza italiana no estaba difundida en la Docta. La buena recepción de la gente fue clave para abrir un local propio y dar comienzo a la historia del Il Forno Di Marco.
“De Italia traje muchas recetas, pero todas se fueron adaptando al paladar argentino y a los ingredientes que se encontraban aquí. En Italia trabajé en diferentes locales, pero recién aquí pude concretar mi sueño de tener mi propia pizzería”, relata el propio Marco. Luego, al consultarle el secreto de sus pizzas menciona: “La recomendación es una buena harina y mozzarella, dos ingredientes no muy fáciles de conseguir en Argentina, pero sobre todo mucha paciencia y pasión. Nuestra pizza tiene la esencia de la pizza italiana, en cuanto a su proceso de elaboración, fermentación larga, cocción. Pero también tienen su sello propio, el cual sólo lo conocen nuestros clientes…quizás el mayor secreto es la pasión por lo que hacemos!”.
La pasión fue algo que empujó a Marco entre otras cosas a construir su propio horno pizzero, sin dudas una marca distintiva de sus pizzas: “Al horno lo construí yo, con mis propias manos, incluso el diseño me pertenece. Su construcción llevó dos meses, tiene una capacidad para 8 pizzas grandes y alcanza una temperatura de 350 grados. Está hecho totalmente con ladrillos refractarios, con aislantes como vidrío y sal en su base. Fue mi obra de arte, si bien siempre pienso como lo podría haber hecho mejor”.
También le pregunté si comía otras pizzas en Córdoba que no fueran las suyas y con clase me respondió “Siempre digo que para saber si es bueno lo que uno hace debe salir y conocer otros restaurantes y pizzerías. Se podría decir, sin detallar, que la mayoría de restaurantes y pizzerías de Córdoba los conozco, y puedo afirmar que en los últimos años ha crecido mucho la gastronomía cordobesa”.

Las pizzas de Il Forno le rinden culto a su origen, pero también proponen algo distinto y novedoso que lo hace destacarse en la gastronomía cordobesa. Mantienen la esencia de un producto popular y accesible con el toque de una mano experta que solo el comensal podrá experimentar.

Conocé cómo llegar a Il Forno en la sección Foodtrip

 

Compartí este artículo  

6 comentarios

  1. Sin dudas , la mejor pizza de Córdoba. Y si te queda un lugarcito en el estómago para el postre, el tiramisu es decilioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *