fbpx

Previo a la segunda vuelta del confinamiento pudimos disfrutar en familia de las pastas de San Pietro, el restaurante de cocina italiana de Barrio General Paz. Lo elegimos a menudo por varias razones que iré nombrando a lo largo de la reseña.

 

La primera -y principal- es que cuenta con una cocina aparte donde preparan los mismos platos, pero sin tacc. Una de las integrantes de la familia es celíaca y generalmente tiene que privarse de comer lo que le gusta por falta de opciones, sobre todo si se trata de comida italiana donde la base es la harina de trigo. Acá podemos pedir pizzas o pastas sin culpa, pues ella podrá pedir lo mismo con la certeza de que lo que llegará a su plato tiene calidad, sabor y seguridad.

La segunda razón, la carta. Además de esta doble opción en la cocina, la carta es bien amplia y recorre sus tradicionales pastas y pizzas (de ahí su impronta italiana), carnes, pescados y ensaladas. Podemos decir que su vedette son las pastas, que vienen acompañadas de distintos rellenos y salsas (las clásicas filetto, bolognesa y las más gourmets que incluyen mariscos, pestos, hongos). A las variedades rellenas las podés elegir cocidas de la manera convencional (hervidas), a la plancha o al horno. Esta tendencia de cocción que se impuso en la última década le aporta un crocante interesante a la masa y un sabor concentrado al relleno. Yo soy del team clásico y me gusta hervidas y al dente, pero vale la pena probar y conocer las otras opciones.

La tercera razón, la ubicación. Situado en una casona antigua en una de las calles laterales de barrio General Paz llegás a solo unos minutos del centro y tenés, en general, amplios espacios para estacionar. El lugar además tiene un salón principal espacioso con mesas de dos, cuatro y hasta más comensales (nosotros éramos ocho y entramos cómodos en una mesa) y un patio bien ambientado con plantas y linda iluminación.

Cuarta razón, los postres. El tiramisú que sirven en San Pietro es mi preferido, tiene esa textura esponjosa e ingredientes de buena calidad que se sienten al primer bocado. Otros pidieron sabayón y resaltaron también su sabor y textura, ninguno dejó su copa a la mitad. La impresión de un postre bien hecho es aquella ultima que nos queda vibrando al despedir un lugar y por eso nunca tiene que decepcionar. Conscientes de ello o no, los postres de San Pietro se llevan para mí la ilusión de volver pronto a aquel lugar.

Quinta razón, la atención. Cuando ingresas te atiende un maître (no encontré una definición adecuada en español) y te ubica rápidamente en la mesa. Mientras esperamos a los impuntuales ya teníamos unos panes con una crema para untar en la mesa y una primera botella de vino. La moza nos recomendó los tallarines de la nonna y la lasagna, siguiendo nuestra conversación sobre aquello que nos podía gustar. Luego, con el pedido ordenado los platos no demoraron en llegar presentados en cazuelas calientes. Cantidad justa para no quedarse con hambre, pero si decidís acompañarlo con una entrada aún mejor.

Tratando de llegar a una conclusión subjetiva pero más o menos acertada puedo afirmar que la experiencia en San Pietro siempre es gratificante. El lugar, su música, su atención es amable al igual que su servicio, presentación de los platos y la comida. De entrada, tiene el porte de un lugar elegante, pero en seguida se amolda a la intención de la cita y te deja un sabor agradable que te invita a volver a probar otro de sus platos en un próximo encuentro.

Por la situación actual -de público conocimiento- el salón de San Pietro se encuentra cerrado al público. Sin embargo, la fábrica continúa abierta con sus pastas frescas a la venta (versión con y sin tacc). Si vivís en General Paz o Junior pueden llevarte a domicilio. Si sos de otro barrio te comunicas, haces tu pedido, lo arman y lo pasas a retirar.

Teléfono: 0351-4535331
WhatsApp: 0351-6601919

Conocé cómo llegar a San Pietro desde la sección Foodtrip.

Compartí este artículo  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *